Jiquilpan.

Desde la óptica de Octavio Meza, integrante de esta organización, existe un desapego ciudadano respecto al legado de Lázaro Cárdenas en cuanto a la preocupación de los habitantes de este municipio por el respeto y rescate de los entornos naturales “Creo que hoy en día se ha estado perdiendo, se ha estado dejando y se ha descuidado, no solamente por parte de los que deberían estar, en su momento, resguardando las Áreas Naturales Protegidas estatales del municipio, el caso de la autoridad que debería vigilar y hacer cumplir la ley, sino también el desapego de los mismos jiquilpenses con su pueblo porque muy pocos son los que hablan de campañas de reforestación o recolección de basura”.

Lamentó que, principalmente, estas campañas de forestación y reforestación se inscriben en el marco de los procesos electorales, fuera de ello, aseguró que no existe un verdadero interés ni por parte del ciudadano ni de las autoridades por un verdadero resguardo o rescate del medio ambiente entre otras cosas, el activista ecológico señaló que parte de la indolencia en este tema por la parte oficial es el hecho de no reglamentar el tema de la recolección de basura al permitirle al ciudadano acumular sus desechos en las esquinas en tanto pasa el camión recolector “Hemos denunciado a lo largo de muchos años las irregularidades en materia ecológica, no con el fin de molestar a la autoridad en turno sino para hacer conciencia y la ciudadanía entienda esta parte”.

Otro de los problemas, señaló, es la degradación de los suelos de esta región a partir del establecimiento de cultivos de agave, tema, dijo, que está ya probado en otras entidades del País donde ya no se les permite sembrar por lo que buscan otras regiones para sus plantaciones; también hay una degradación en el Cerrito Pelón esto derivado de la autorización de bancos para la explotación de material pétreo sobre los que, aseguró, los entes encargados de la explotación carecen de un estudio de impacto ambiental; en ese sentido, lamentó la falta de atención por parte de las autoridades estatales pues la explotación de estos bancos pudiera generar deslaves en el tramo carretero que conecta a la autopista de Occidente “Pero las denuncias o las indicaciones que hacemos las toman a mal pero no se están dando cuenta de la gravedad, de la realidad a la que esto nos va a llevar en unos pocos años más”.

A juicio de Meza Ortiz, el tema de la cubierta forestal es uno de los problemas del orden ecológico del municipio que pudiera considerarse como un asunto de gravedad principalmente en la zona urbana en cuyas calles se ha erradicado prácticamente la población de árboles y en el Bosque Cuauhtémoc pues entre los árboles que están muriendo y aquellos que por su altura buscan apenas la sobrevivencia, es en este pulmón de la ciudad donde se nota en mayor medida el impacto de la actividad humana con la implementación de un desarrollo habitacional en la parte superior del Cerro de San Francisco en cuyas faldas se ubica el Área Natural Protegida del Bosque Cuauhtémoc.

“Se detonó demasiado ese lugar, se vendieron demasiados terrenos sin haber hecho un estudio previo y nos damos cuenta de alguna de las enfermedades que tiene el cerro de San Francisco “.

Explicó que los Fresnos que se encuentran en ese lugar presentan una decoloración en el follaje y no se sabe si esto se trata de un proceso natural o un proceso inducido debido a las plantaciones existentes en la parte superior del cerro.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email