Por: «Nacidos para triunfar»

Gerardo Nava

Algunos miembros del Partido han subido a las redes sociales y a algunos medios de comunicación las diferencias personales y políticas que su altura no les ha permitido dirimir en diálogo y entendimiento.

De ellos grupos contrarios al dirigente nacional, , que no se han visto favorecidos en posiciones al interior del partido, aprovechan los moquetazos para pedir la expulsión del delegado del CEN, Hugo Contreras.

Y es que de algo estamos ciertos ¨no a la violencia” menos a moquetazos. Pero estos no han sido ocasionales, ni aislados, algunos hasta inducidos y otros no controlados por las bebidas alcohólicas.

Diego Romeo Chávez e Isrrael Abraham López

Desmenucemos los moquetes. La supuesta agresión de la que fue objeto el regidor de Tancitaro, Gerardo Nava, por parte del delegado del CEN en Michoacán, dicen los que vieron, que no fue como la cuenta el regidor y aquello de ““Lo que pasa es que como representante jurídico del partido no permití nada al margen del estatuto y eso no le parecía al delegado” (dicho por el regidor presuntamente agredido, Gerardo Nava), pero estas declaraciones tiene sus medias tintas. En el CDE del PRI Michoacán se habla de que Gerardo Nava ofendió al Partido, pues se autodenomino y registro como primer regidor en el municipio de Tancitaro, haciendo a un lado los acuerdos políticos que había para que Luis Arturo Barragán Garibay fuera quien encabezara la planilla. Quien por cierto enuncio a la dirigencia municipal luego de que Gerardo Nava cambiara los documentos de registro y se colocará en la número 1.

Los hechos se extendieron a otros municipios como en Tiquicheo donde sacaron a la hora del registro los documentos de Abel Gaona Solis y Gerardo Nava con el poder partidista como director jurídico puso en la primera regiduría a su auxiliar Francisco Javier Pantoja Jove, una jugadita más del que respeta mucho los estatutos de su partido, y para no hacer el cuento largo lo mismo ocurrió en Jacona, Lagunillas, Charo, Morelia, y Puruandiro. Por cierto el jefe de Nava fue Diego Romeo Chávez a quien ahora acusan de golpeador.

Los moquetazos remojados en bebidas embriagantes. El viernes por la noche se suscitó un desencuentro más donde hubo por lo menos unos tres “sapes” que terminaron poniendo denuncia por agresiones en redes sociales y de los que dieron cuenta algunos medios de comunicación, el tema fue que después de no controlar lo que beben las palabras se convirtieron en agresiones y el presidente de la Comisión de Procesos Internos denunció en sus cuentas de redes sociales que había sido agredido a golpes por un delegado político que azuzo supuestamente el coordinador de delegados, Diego Romeo Chávez. De la trifulca se sabe poco y de lo poco que se sabe es que fue cuando ya no podían controlar lo que habían tomado. 

Diego Romero

Aprovechan los catorrazos. Nunca faltan los acomedidos solidarios que se suben al tren de los moquetazos para expresar su solidaridad con los supuestamente afectados, uno gandalla de regidurías y el otro a quien en redes sociales acusan de acosador de mujeres, el común de los dos es Diego Romeo Chávez, quien aspira a ser dirigente del PRI Michoacán, es la coincidencia de los moquetazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email