Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo.

El primero caso de la COVID-19 en México fue dado a conocer el día 27 de febrero de 2020. De esa fecha al día de hoy 01 de Febrero del año 2021 ha pasado cerca de un año. En este tiempo nuestro país se ha convertido en el huésped perfecto del nuevo coronavirus. A la fecha del día de ayer México registra tomando como base los datos del informe de la Dirección General de Vigilancia Epidemiológica (DGE), un millón 864 mil 260 casos positivos acumulados y suma 158 mil 536 fallecimientos por la COVID-19.

Ante estas estadísticas es evidente que la pandemia le ha pegado fuertemente a nuestro país. En la actualidad México con base a los datos de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) se encuentra dentro de los países Latinoamericanos con más contagios por la COVID-19. Ante este escenario catastrófico que se está viviendo es necesario plantear la siguiente pregunta ¿El manejo que el Gobierno de México le ha dado a la pandemia ha sido el adecuado?

No podemos negar la entrega, constancia, dedicación y las largas horas de trabajo que le ha dedicado el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud Hugo López Gatell al manejo de la pandemia con el fin de evitar contagios en mayores proporciones. Como tampoco podemos negar el esfuerzo que han realizado todos y cada uno de los integrantes de las distintas Dependencias del área de la salud a fin de disminuir la curva de contagios.

En esta línea de estrategias rescatables para el manejo de la pandemia se encuentra la compra y aplicación de las vacunas contra la COVID-19. Y desde luego que es una noticia rescatable porque si tomamos en cuenta las crisis económicas que atraviesan los países a nivel mundial y que son derivadas de la pandemia y la gran competitividad que existe en el mercado para lograr comparar vacunas suele ser demasiado positivo que ante este escenario México haya sido uno de los primeros países de Latinoamérica que realizaron las primeras jornadas de vacunación contra la COVID-19. Al día de ayer 21 de Enero tomando como base las estadísticas de la Secretaria de Salud tenemos que se han aplicado 673, 327 dosis en nuestro País. Aunque las cifras de vacunación en nuestro país son bajas tomando como base que existe una población total de 126 millones de mexicanos según el INEGI, no podemos negar los esfuerzos que realiza el Gobierno de México para garantizar que las vacunas lleguen en mayor cantidad y de manera paulatina.

Es importante reconocer los aciertos realizados por el Gobierno de México para hacerle frente a la pandemia pero sobretodo hay que mencionar los errores porque estos son los que más daño han generado.

Desde el inicio de la pandemia el Gobierno de México dio a conocer estrategias de comunicación bastante negativas. Durante la primera fase y principios de la segunda fase epidemiológica los mexicanos fuimos testigos de una comunicación errónea. Un ejemplo de ello fue cuando se implementó la estrategia de “Quédate en casa” medida esencial para evitar una propagación masiva del nuevo coronavirus. Por un lado se tenía al doctor Gatell recomendando quedarse en casa y por otro lado teníamos el mensaje del Presidente de la República que invitaba a la gente a salir y no permanecer en casa. Mensajes totalmente contradictorios.

En la misma línea de la comunicación encontramos otro desafortunado mensaje que corresponde a no recomendar el uso del cubrebocas porque según el doctor Hugo López Gatell el cubrebocas “no sirve para nada porque no hay evidencia científica que demuestre que es efectivo para prevenir un contagio”. Argumentos que han sido desmentidos por la Organización Mundial de la Salud la cual ha manifestado en múltiples ocasiones que el uso de cubrebocas es una estrategia fundamental para evitar contagios por el nuevo coronavirus.

Un grave error en la gestión de la pandemia que ha cometido el Gobierno de México ha sido el no querer tomar en cuenta las 14 recomendaciones para enfrentar la pandemia de la COVID-19.

Dichas recomendaciones fueron propuestas por varios exsecretarios de salud entre los que se encuentran Salomón Chertorivski, José Ángel Córdova, José Narro, Mercedes Juan y Guillermo Soberón. En el documento llamado la “Gestión de la pandemia en México” se encuentran propuestas sumamente interesantes, dichas recomendaciones son las siguientes:

1.- Cobrar conciencia: La pandemia será larga.

2.- Base de datos nacional para seguimiento y rastreo de casos y sus contactos.

3.- Realizar pruebas masivas de detección. Proponen 127 mil por semana.

4.- Encuesta serológica nacional (quien fue infectado, quien tiene anticuerpos).

5.- Definir lapso de 8 semanas para implementar nuevas medidas.

6.- Política de comunicación: Modificar estrategia “Si te sientes mal quédate en casa”.

7.- Mejorar y unificar la atención a los enfermos.

8.- Mayor disciplina social.

9.- Plan de coordinación nacional (federación y estados).

10.- Política económica para quedarse en casa.

11.- Crear un comité científico del más alto nivel.

12.- Ley de cuarentena: para que el congreso establezca derechos y obligaciones.

13.- Campaña de vacunación extraordinaria contra influenza.

14.- Preparar la logística de vacunación contra la COVID-19 (Distribución justa y equitativa).

Sin lugar a dudas las recomendaciones realizadas por los expertos son fundamentales para tener un mejor control de la pandemia. Ante una crisis sanitaria tan compleja y nunca antes vista la comunicación, el trabajo en equipo, la coordinación y el apego a las evidencias científicas son aspectos fundamentales que deben de tomarse en cuenta por las autoridades sanitarias a la hora de manejar una pandemia. Hay que decirlo con todas sus letras el manejo de la pandemia le corresponde a los científicos no a los políticos y una buena comunicación es importante para generar una correcta persuasión.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email