35 muertos a causad el conflicto
5 desaparecidos

Por: José Luis Ceja Guerra.

El tema de Ostula no solamente es importante para el Estado Michoacán es si no para el País y muchos pueblos indígenas porque es una comunidad que está en proceso de defensa de su territorio: “Algunas están por su reconocimiento, ellos están no solamente por la defensa de su territorio si no por su reconocimiento ante las instancias estatales del territorio del que son propietarios y han poseído desde tiempos coloniales” destacó la Doctora Carmen Ventura del Colegio de Michoacán (COLMICH).


Destacó que la solicitud emitida por los integrantes de esta comunidad a la Suprema Corte de Justicia de la Nación es que atraiga su caso y pueda resolverse en su favor el reconocimiento de su territorio; señaló que durante la Colonia Ostula y comunidades aledañas fueron consideradas como ‘República de Indios’ lo que les permitió mantener su territorio sin embargo, a principios del Siglo XX, el asunto se fue haciendo más complejo con los vecinos de la parte poniente de esta localidad “Una serie de pequeños propietarios que se fueron apropiando indebidamente del territorio; durante todo el Siglo XX solicitaron a las autoridades agrarias este reconocimiento” lo anterior no fue posible, según la investigadora debido a la omisión de las propias autoridades agrarias que no atendieron la solicitud hasta por doce años a más de acciones indebidas como la realización de planos en gabinete y no en base a levantamientos de campo y la falta de atención a los requerimientos de las autoridades comunales respecto a la ubicación de los linderos “Ellos se la pasaban de fiesta en el poblado denominado ‘La Placita’ donde están estos pequeños propietarios”.
Carmen Ventura Patiño destacó que desde el siglo pasado, los pobladores de Ostula han venido demandando a las autoridades agrarias correspondientes el reconocimiento de sus tierras; la resolución de este conflicto, dijo, es importante porque junto a esto muchas otras comunidades en el País viven situaciones similares.

“En el caso de Ostula el tema no es solamente un conflicto agrario si no también un conflicto social y político, estos años de lucha, en particular del 2009 para acá, que fue el año en que recuperaron su territorio e instalaron el campamento denominado ‘El Chayancalan’ que ahora tiene el reconocimiento de encargatura del orden y viven decenas de familias ahí” esto, dijo, h a representado ya un alto costo social debido al asesinato de 35 comuneros y cinco más desaparecidos así como el éxodo de varias familias de este lugar en aras de su seguridad.

Los intereses internacionales

“Ostula es importante porque  ahí hay muchos recursos naturales estratégicos minerales como el oro, hierro, plata además de maderas preciosas; hay distintos capitales interesados en esos territorios para la explotación”; señaló que en la comunidad colindante a Ostula, Aquila se viene realizando la explotación del mineral de hierro desde hace varios años y la empresa minera Ternium, una de las mineras más importantes a nivel mundial pretende extender su zona de explotación a las otras comunidades “Sobre Ostula hay muchos intereses, no solamente el capital minero, el turístico y, en ese sentido, la defensa que tienen los comuneros sobre sus territorios es un impedimento para que estos grandes capitales puedan apropiarse de estos recursos naturales y aprovecharlos en su beneficio” de acuerdo a la investigadora, los comuneros de Santa María Ostula han organizado guardias comunales  en la intención de resguardar su territorio e impedir a estas empresas trasnacionales el extender sus áreas de operación en el caso de la explotación minera y en el caso del capital turístico la instalación de cadenas hoteleras que operan ya en las costas de Jalisco y Colima y que se interrumpe en la costa de Michoacán: “En manos de los Nahuas está poco más de la mitad del litoral michoacano”.
De manera concreta, a juicio de la investigadora, lo que ocurre en Santa María Ostula es una violación a los derechos, humanos, agrarios e indígenas ya que el Estado/Nación, está obligado a respetar los derechos que ya han sido reconocidos por el marco jurídico internacional.

Recordó que en 1989 se aprobó el Convenio 169 en el que se reconoce la tierra y territorio de esta comunidad así como la reforma al artículo primero constitucional en el 2011 que reconoce a los tratados internacionales con rango constitucional “Lo que se está exigiendo es el respeto a esos derechos como el de reconocer su territorio que en realidad es su hábitat que implica todo lo que es su espacio geográfico”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email