Sahuayo.-Debido a la crisis global de salud, las conmemoraciones por el IV aniversario de la elevación a los altares del Sahuayense José Sánchez del Río, tendrán un rostro diferente de acuerdo a lo señalado por Armando Sandoval, responsable del área de Difusión y promoción del templo de San Joselito.

Ante la imposibilidad de celebrar actos masivos, la mayoría de éstos se remitirán a celebraciones litúrgicas que son trasmitidas mediante las redes sociales y de difusores voluntarios a más de las páginas electrónicas de los templos de esta ciudad en la intención de que este aniversario no pase desapercibido “nosotros hubiéramos querido hacerlo con procesiones, música, baile, con gente pero, por las cuestiones sanitarias no nos es posible”.

José Sánchez del Río, que al integrarse al ejército cristero se escondió bajo el nombre de  Tarcicio, fue elevado a los altares hace cuatro años y designado por el Santo Padre como el santo patrono de las juventudes misioneras en el mundo; tras su captura en las cercanías del municipio de Cotija, donde permaneció en cautiverio, presuntamente al lado de Marcial Maciel, José Sánchez del Río fue trasladado a la parroquia del centro de Sahuayo que el Diputado Rafael Picazo había habilitado como cuartel de las fuerzas federales y como establo en el que guardaba también gallos de pelea, animales que fueron sacrificados por el menor ante lo que consideró como un sacrilegio por la utilización del templo local.

Lo anterior desató la furia del político quien incluso se negó a aceptar el rescate pedido a los padres de su ahijado para respetar su vida y otorgarle la libertad y ordenó su muerte; la misma tradición oral refiere que José Sánchez realizó la ruta del martirio sin las plantas de los pies que le fueron arrancadas a filo de cuchillo por parte de los soldados quienes le exigían que antes de morir renegara de su fe, ante la negativa del Mártir, este fue fusilado y sepultado en la fosa común del panteón local de donde, tiempo después fueron retirados sus restos para ser depositadas en las catacumbas del templo del Sagrado Corazón de esta ciudad durante medio siglo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email