Por: Víctor Hugo Ortiz Montalvo.

Después de un proceso electoral complicado, atípico, polémico e incluso desgastante por fin este jueves 20 de enero Joe Biden tomara posesión de la presidencia de los Estados Unidos de América. Ante esta designación el político demócrata se convertirá en el presidente electo número 46 de los Estados Unidos. Sin lugar a dudas la administración de Joe Biden tendrá que enfrentar una serie de retos y tareas que no son para nada sencillas. Actualmente los Estados Unidos enfrentan múltiples crisis que van desde lo social hasta lo electoral, sin dejar de lado la crisis sanitaria que golpea fuertemente la salud de los estadounidenses.

Los retos y tareas que habrá de enfrentar Joe Biden y su administración en su paso por la casa blanca son los siguientes:

1.- La principal prioridad de Joe Biden deberá ser diseñar una estrategia correcta para enfrentar la crisis sanitaria y con ello tener un mejor manejo de la pandemia por la COVID-19. Reto que no será para nada sencillo en lo que va de la pandemia Estados Unidos registra más de 400 mil defunciones de la COVID-19. Ante estas estadísticas preocupantes y alarmantes la administración de Biden deberá de garantizar una distribución equitativa de vacunas para proteger la salud de los estadounidenses y evitar con ello el mayor número de contagios y muertes posibles.

2.- Unidad nacional. Sin lugar a dudas la sociedad estadounidense vive una de las peores crisis sociales en la historia de su país. Los estadounidenses experimentan emociones de odio, miedo, temor, ira, rechazo y hartazgo social que se han agudizado durante el mandato del presidente Trump. Actualmente Estados Unidos está dividido entre los que siguen apoyando a Trump y manifiestan fraude y los que apoyan a Biden y manifiestan un deseo de cambio. Más que unir a los demócratas o republicanos Joe Biden deberá de garantizar un clima armónico donde la unidad sea uno de los principales sellos de su Gobierno. Habrá que ponerle fin a los discursos de polarización y división que día con día fueron impulsados por el inquilino de la casa blanca.

3.- Combatir el cambio climático. Sin lugar a dudas la administración de Biden deberá considerar la reincorporación de Gobierno de Estados Unidos a los acuerdos de Paris. Estados Unidos es uno de los Países que produce de forma sustancial mayor cantidad de gases de efecto invernadero. La cantidad de industrias que posee el vecino País producen una gran cantidad de gases que son nocivos para la salud y deterioran el medio ambiente a nivel mundial. Un grave error de la administración de Donald Trump fue la salida de estos acuerdos que son de vital importancia para combatir el cambio climático. Por condiciones económicas, logísticas, infraestructura y los conocimientos científicos nadie mejor que Estados Unidos para poder proponer acciones ambientalistas que le vendrían bastante bien a un mundo que sufre los estragos del deterioro ambiental.

4.- Relaciones exteriores. Una de las implicaciones más positivas que genera la llegada de Biden al poder no solo para México sino para el resto del mundo es que los discursos y tratos de las relaciones diplomáticas serán mucho más cordiales en comparación con los de Donald Trump. Por fin después de 4 años se pondrán fin al discurso racista, clasista, de odio y de xenofobia que utilizaba Donald Trump como su sello principal de gobierno. Frases como “No quiero nada con México más que construir un muro impenetrable y que deje estafar a EE.UU” o “México no se aprovechará más de nosotros, han llegado a su fin. El reto de Joe Biden será impulsar una política diplomática cordial y de colaboración al interior y exterior del País.

Si revisamos la historia de Estados Unidos ningún presidente se enfrentó a retos y tareas tan complicadas como habrá de hacerlo la próxima administración.

La seriedad de Biden llevara a tomar decisiones razonadas que serán de gran ayuda para diseñar una estrategia efectiva para enfrentar la crisis por la COVID-19 y a su vez la crisis económica, política y social que se viven en Estados Unidos actualmente. Es fundamental para México que Estados Unidos se encuentre bien en lo político, en lo económico y en lo social porque es junto con Canadá uno de los principales socios comerciales de nuestro país.

En momentos tan complejos como los que se viven en nuestros tiempos urge que ha Estados Unidos le vaya bien porque si le va bien al vecino país le va bien al mundo. Si bien Biden no tiene una barita mágica para arreglar todo de la noche a la mañana si podemos observar que su persona y su equipo de transición son fundamentos sólidos para decir que su Gobierno tendrá implicaciones mucho más positivas que las que causo el Gobierno de Trump. Por el bien de México y del mundo urge que “EE.UU” tenga un gobernante a la altura de las circunstancias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email